top of page
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Google+ Icon

VISITA AREATZA
VISITA AUDIOGUIADA 2:   BEKOKALE - ZUBIZARRA

Bekokale - Zubizarra
00:00 / 03:07

Entre los siglos XIV y XVI la villa solo se extendió hasta aquí; a partir de aquí el Camino Real se dirigía al oeste y salía de la villa. A 200 metros de este punto los ríos Arratia y Upo confluyen en una profunda hondonada (Laminotz-Lamino). Para superar dicha hondonada el camino subía hacia el oeste para cruzar el río Upo.

Cuando decimos que las mercancías que pasaban por Areatza se dirigían a la costa, solemos pensar, teniendo en cuanta la realidad actual, que eran transportadas a Bilbao. Sin embargo, a pesar de que algunas sí tenían como destino Bilbao, la mayoría iban al puerto de Bermeo. No debemos olvidar que hasta el siglo XIX, cuando la ría del Ibaizabal fue canalizada, el principal puerto del Cantábrico era Bermeo Así pues, la mayor parte de la mercancía que se transportaba por aquí pasaba después por Larrabetzu, Errigoiti y Gernika, acababa en Bermeo.

En general, los siglos XVI y XVII fueron de bonanza: unas condiciones climáticas favorables y abundantes cosechas produjeron el crecimiento de la población, que a su vez originó el crecimiento de la economía. Además, hemos de tener en cuenta que a partir del siglo XV, y sobre todo en el siglo XVI, alimentos nuevos llegados de América comenzaron a plantarse en toda la península y en Europa, gracias a lo cual la alimentación mejoró y se diversificó.

En Areatza el crecimiento económico de esos siglos se desarrolló gracias a las dos ferrerías que había en funcionamiento. Las ferrerías estaban situadas junto al Camino Real, una a la entrada de la villa y la otra en la salida. En ellas se producían tochos de hierro, que luego se distribuían entre las forjas de herrería de los alrededores para que estos hicieran herraduras y clavos. Estos productos de hierro impulsaron el crecimiento económico de la villa. Y, lógicamente, también impulsaron el crecimiento demográfico. Fue entonces cuando surgieron los dos primeros ensanches de la villa.

El primero en la entrada sur de la villa, en un terreno soleado. Fue el ensanche más elegante y rico, y allí se establecieron y construyeron casas los señores del valle y los dueños de ferrerías que vieron oportunidad de negocio.

El otro se desarrollo hacía el norte, detrás de la ferrería de abajo (Beheko Burdinola), en una zona situada entre el límite de la villa y los ríos Upo y Arratia. En esta zona se establecieron los herreros que trabajaban el hierro producido en las ferrerías. Se la llamó Arragoeta debido a los crisoles (arragoa) de las herrerías, nombre que ha persistido hasta la actualidad.

bottom of page